reloj

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes ajustar o configurar tu navegador para impedir su instalación. Ver más información

vamos

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes ajustar o configurar tu navegador para impedir su instalación. Ver más información

reloj vamosvamos
relojDevoluciones gratuitas hasta Febrero 2022.

Juguetes y publicidad: reflexión para un consumo consciente

Publicado : 27/10/2021 07:14:29
Categorías : Aprendizaje y pedagogia

Durante todo el año recibimos anuncios y material publicitario que ha sido creado para dar a conocer los nuevos juguetes y llegar al público infantil, pero cuando se encienden las lucecitas navideñas y empiezan a sonar villancicos, los anuncios pueden llegar a ser excesivos.

La navidad está al caer, y es una época en la que a todos nos encanta hacer regalos a los más pequeños. ¿A quién no le gusta ese momento mágico que surge cuando un niño abre un paquete? La sonrisa que se despierta en la cara de los niños cuando reciben un regalo no tiene precio.

niña abriendo regalo

¡Es súper normal que nos haga ilusión hacer regalos! Es una manera de mostrar nuestro amor y aprecio, de decir a través de un detalle que hemos pensado en esa persona y hemos estado buscando el regalo perfecto hasta encontrar lo que sabíamos que le iba a gustar.

Eso está genial, de verdad. Pero en ocasiones hacemos más regalos de la cuenta, y seamos sinceros: no es necesario que la casa esté llena de juguetes y juegos. A veces, el niño será más feliz con un solo juguete bien elegido que con 100 juegos escogidos sin más.

Niña con peluche

Por eso, no está de más parar y reflexionar un poquito sobre este tema, y más ahora que empezaremos a recibir muchos estímulos a través de publicidad preparada específicamente para la campaña de navidad. Toda la presión sube.

Hay que tener cuidado, porque en ocasiones tanta sobreinformación nos colapsa y acabamos comprando el juguete menos adecuado, sin tener en cuenta los intereses del niño, que sería la clave para una buena compra. Como ya hemos dicho en otros posts, es el niño quien tiene que ser el protagonista del juego y son sus necesidades las que deben ser priorizadas.

Ojo, seamos realistas: somos conscientes de que nosotras también vendemos. Al fin y al cabo, somos una tienda de juguetes. Y está claro que seguro que alguna vez nos equivocamos, ¡somos humanos! Pero lo que sí que es cierto es que desde Jugaia intentamos hacer las ventas de la manera más ética y respetuosa posible. Vendemos y hacemos publicidad, pero dirigimos nuestros anuncios a los padres, no a los niños.

Hoy queremos invitaros a reflexionar sobre este asunto y daros algunos consejos y pistas para que mantengáis la cabeza fría a la hora de comprar y podáis realizar un consumo responsable, consciente y coherente.

¿Qué se debería cambiar en el mundo de la publicidad de los juguetes?

En los últimos años, con el avance de la tecnología, los medios de comunicación abarcan cada vez más espacio en nuestras vidas. Por eso, ahora no solo tenemos que lidiar con los anuncios de TV. También nos llega publicidad por redes sociales, páginas web, correo electrónico… ¡No nos faltan opciones, vaya!

Obviamente, todas las marcas y tiendas quieren vender, pero no todas tienen claros los criterios a seguir. Y es que todavía hay algunas que no han reflexionado al respecto y eso los lleva a hacer cosas que no están del todo bien.

juguetería clásica

Uno de los patrones que muchos anuncios siguen es dirigirse directamente a las niñas y los niños, cuando consideramos que la publicidad, aunque sea de juguetes, debe de estar enfocada a los adultos, porque son los que realmente van a efectuar la compra y los que pueden considerar cuál es realmente el juguete más adecuado para su hijo o hija.

Por ejemplo, en Jugaia dirigimos nuestros anuncios, las fichas de producto, los correos… a los adultos. ¿Por qué? Porque creemos que las niñas y los niños son los que han de disfrutar del juguete, pero que corresponde a las madres, padres o educadores observarles, ver qué necesitan realmente y ser ellas y ellos quienes compren.

Por eso, a continuación compartimos con vosotras y vosotros algunos puntos que consideramos que son esenciales tener en cuenta si queremos realizar publicidad responsable.

El juguete es un recurso para el niño que no debemos mercantilizar

A veces se prioriza la cantidad de productos vendidos antes que los valores que el juguete transmite, las necesidades que cubre, el interés que puede despertar… Y es que se nos puede olvidar que el objetivo principal de un juguete es acompañar el juego de cualquier niña o niño.

juguetes de madera

Los anuncios publicitarios de juguetes deberían tener un enfoque más informativo y menos comercial, para que los adultos puedan conocer todas las características del producto en sí y sean ellas y ellos quienes decidan qué juego o juguete encaja mejor con cada niña o niño.

Está claro que hay que vender, pero consideramos que la ética y los principios deben ser respetados por encima de las ventas.

El niño no tiene que ser el destinatario del mensaje, sino los padres

Gritos, peleas, palabras malsonantes, comportamientos inadecuados… Hay anuncios de juguetes que transmiten mensajes que no son del todo correctos, y a veces no son conscientes de que los niños son como una esponja y absorben todo lo que ven y oyen.

Por eso, es muy importante estudiar al milímetro el mensaje que se transmite a través de cada anuncio antes de lanzarlo. A través de la publicidad de juguetes no solo transmitimos juguetes, también valores, principios…

Por favor, huyamos de estereotipos de género

https://www.jugaia.com/es/tipo-de-juguete/juego-de-imitacion-y-simbolico/cocina-todo-en-uno-hape

Es cierto que afortunadamente cada vez son menos los anuncios estereotipados, pero nos parece sorprendente hoy en día todavía haya marcas de juguetes en las que sus anuncios de casitas de muñecas y cocinitas son protagonizadas por niñas y la publicidad de coches o juguetes de construcción está destinada exclusivamente a niños. ¡Basta ya!

Es mejor no abusar de juguetes demasiado dirigidos

Los juguetes muy dirigidos no dan pie a la improvisación y adormecen la creatividad. Aun así, hay muchos juguetes de este tipo, y además tanto el producto como los anuncios que lo publicitan son muy llamativos para intentar conseguir que las niñas y los niños se decanten por ellos.

juego piezas sueltas

Desde Jugaia os recomendamos apostar por juegos de piezas sueltas o juguetes que fomenten el juego simbólico o heurístico. A diferencia de los juguetes dirigidos, fomentan el juego desestructurado y favorecen la creatividad y la imaginación del niño o la niña.

Hay que ser conscientes de que las imágenes de los anuncios muestran productos irreales

La mayoría de los anuncios de juguetes combinan el producto que quieren vender con otros elementos para disfrazar el escenario de juego. Así, crean unas expectativas más altas sobre los beneficios del juguete.

Por ejemplo, cuando anuncian una muñeca no solo sale la muñeca en sí, sino que en el escenario están todos los complementos posibles: el carrito, el cambiador, mil modelitos, la trona… Esto puede crear unas expectativas de juego que no son reales.

Por eso, hay que ser muy conscientes de que la realidad cuando el juguete llega a casa no va a ser tan estrafalaria como lo pintan en los anuncios. Eso sí, también hay que tener en cuenta que probablemente sin tanto disfraz y tanta parafernalia, el juego sea más creativo y realista, y el niño o la niña viva un momento de juego mucho más mágico que el que muestra la publicidad.

¿Qué consejos proponemos seguir para realizar un consumo consciente y coherente de juguetes?

Consideramos que es importante tener en cuenta los puntos que hemos recopilado anteriormente. Así, en el momento de elegir uno o varios juguetes, esto nos ayudará a tener un criterio más coherente y consciente.

Además, os proponemos algunos consejos que seguro que os serán útiles para filtrar y seleccionar el juguete ideal entre todos los que os llegarán en los próximos días a través de la publicidad.

Evitar la exposición de los niños a la publicidad

Es súper importante evitar la exposición de los niños a los anuncios de juguetes. Ya no solo porque el exceso del uso de pantallas no es para nada recomendable, sino porque, como hemos dicho anteriormente, la publicidad debe de estar dirigida al público adulto, ya que es éste quien tiene el criterio para elegir el juguete que mejor se adapte a cada niño o niña.

niña publicidad juguetes

Además de los anuncios de TV, también debemos tener cuidado con los catálogos de juguetes. Como muchos spots, algunos de ellos están enfocados íntegramente a las niñas y los niños. Por eso, hemos de ser los adultos los que escojamos y filtremos los catálogos antes de que lleguen a manos de los más pequeños, para procurar seleccionar aquellos que sean respetuosos y éticos.

Tener en cuenta las necesidades e intereses del niño

Somos muy insistentes con esto, pero creemos que es un principio esencial. El niño tiene que ser el protagonista del juego, no el juguete, por lo que es súper importante que, como adultos, tengamos en cuenta y prioricemos sus necesidades e intereses a la hora de escoger un juguete.

No comprar compulsivamente

Si los anuncios están bien hechos, probablemente querremos comprar todo lo que nos pongan por delante. Y es normal. Por eso, tenemos que hacer un ejercicio de reflexión y consciencia, y saber qué necesita nuestro niño o niña realmente, qué es lo que va a utilizar, y qué le va a aportar una experiencia significativa.

niño cantidad de juguetes

Tenemos que deshacernos de la costumbre de “comprar porque toca” y empezar a ser selectivos y conscientes.

¡Menos es más!

No dejarse influenciar por los estereotipos de género

Como ya hemos comentado antes, desgraciadamente todavía hay productores de juguetes que se siguen ciñendo a los géneros a la hora de clasificar sus productos. Y aquí es donde entra en juego nuestro papel como madres, padres o educadores. ¿Tu hijo quiere una muñeca? ¡Perfecto! ¿A tu hija le gustan los coches? ¡Estupendo!

muñeco de tela Noa

Los juguetes son para jugar y aprender. No tienen género. Esta es una barrera que poco a poco vamos destruyendo, y puedes poner tu granito de arena adquiriendo el juguete que más se adapte al niño o la niña sin tener en cuenta el género al que se supone que está destinado. ¡En las pequeñas acciones es donde está el gran cambio!

regalo pequeño

En definitiva, el mundo de los anuncios de juguetes está lleno de incongruencias y malas prácticas, pero también se pueden transmitir valores positivos, consciencia y respeto.

Con este post no queremos dar a entender que esté mal comprar, tan solo remarcamos la importancia de ser selectivos a la hora de elegir un juguete. ¡Esperamos que estos consejitos os ayuden a tener una visión más crítica y respetuosa en vuestras próximas compras navideñas!

La clave está en aplicar el filtro adecuado en el momento idóneo, y no dejarse llevar por el espíritu consumista de la Navidad :)

Y tú, ¿qué opinas de la publicidad de juguetes? ¿Has apostado por un consumo responsable? Cuéntanos, ¡te leemos! :) 

Compartir articulo en las redes

Añadir un comentario

 (con http://)

1 comentarios

Julián


27/10/2021 18:11:45

Me has abierto los ojos. Muchas gracias.